Abedul

Este árbol de origen europeo y asiático llega a alcanzar los 30m de altura. Los múltiples beneficios y propiedades del abedul lo han convertido en un gran aliado para tratar afecciones diversas. Os resumo sus usos principales:

· Este árbol tiene un gran poder diurético y está indicado complementar tratamientos de pérdida de peso en personas con problemas de obesidad. También es un gran aliado para combatir la celulitis ya que ayuda a disolver los nódulos de grasa.

· Tiene propiedades antiinflamatorias que ayuda en casos de artritis o artrosis, así como en casos de afecciones de boca y garganta. El abedul está indicado para tratar enfermedades de las vias respirtorias y ayuda a bajar la fiebre.

· Está indicado para el tratamiento de la gota ya que ayuda a bajar el ácido úrico.

· Se utiliza para tratar enfermedades de riñon y vías urinarias como la cistitis, y  ayuda a disolver piedras en el riñon.

· También es un gran aliado del aparato digestivo y aumenta la producción de bilis, por lo que está indicado para mitigar enfermedades hepáticas.

· Es astringente y se utiliza para tratar diarreas.

· Ayuda a purificar la sangre y en el tratamiento de la hipertensión y de colesterol elevado.

· Tiene numerosos usos externos gracias a sus propiedades calmantes y antisépticas para tratar heridas, úlceras, manchas de la piel,…

Cómo preparar una infusión de abedul.

Sólo tienes que calentar agua al punto de ebullición, añadir una o dos cucharaditas pequeñas de hojas, apagar el fuego, tapar y dejar reposar unos minutos. Puedes tomar dos o tres tazas diarias.

Contraindicaciones.

Aunque está planta no es tóxica y apenas presenta contraindicaciones, no se recomienda sus uso durante el embarazo y la lactancia. Para una mayor seguridad siempre es conveniente consultar tu caso particular con un especialista.

En cambio, su aceite esencial puede resultar tóxico tanto por ingestión como por aplicación externa.