Café

El café es una infusión elaborada con las semillas tostadas y molidas de la planta de café. Estas semillas se encuentran en los frutos de la planta y requieren un procesado, que varía dependiendo del método utilizado y que les otorga ese aroma y sabor tan agradable y característico.

El cultivo del café está ligado a la historia y cada año mueve millones de dólares en todo el mundo. Los países tropicales y subtropicales ocupan los primeros puestos en el ranking de exportadores de café.

Existen infinidad de formas de consumir esta bebida, casi tantas como consumidores. Hay quienes lo toman solo, con leche, con licor, con crema, con azúcar, amargo, caliente, con hielo,… Lo que sí tienen en común es el poder estimulante que les otorga la cafeína.

Tipos de café.

Aunque existen infinidad de variedades de café, podemos clasificarlo en dos grandes especies: café Arábica y café Robusta. Cada una de estas especies incluyen infinidad variantes.

El café Arábica es la especie original procedente de Etiopía, es el más consumido y su sabor es una explosión de matices.

El café Robusta procede de la República democrática del Congo y se caracteriza por ser menos aromático y sutil. Su cultivo es menos delicado y su sabor más intenso y con más cuerpo. Este tipo de café se utiliza para fabricar café instantáneo y café molido económico para cafeteras de filtro.

Además de estas grandes familias, en el mercado encontraremos mezclas que combinan ambas especies, algunas de ellas muy populares y con una larga trayectoria como es la mezcla Moka-Java.

Propiedades y beneficios del café.

· Estudios recientes han demostrado el gran poder antioxidante que posee el café. Contrarresta la acción de los radicales libres y previene la aparición de enfermedades degenerativas, tales como el cáncer.

· Tiene propiedades analgésicas que alivian dolores leves de cabeza o musculares.

· El café es un buen diurético que ayuda a combatir la obesidad eliminando el exceso de líquido del organismo.

· Ayuda a bajar la fiebre.

· En pequeñas dosis, el café favorece el proceso de la digestión.

· Por su acción estimulante alivia y mejora los estados de fatiga, depresión y cansancio.

Efectos secundarios y contraindicaciones del café.

Nunca se deben superar las dosis recomendadas y en los siguientes casos se debe evitar su consumo:

· Personas con sueño ligero, insomnio, problemas de nervios o ansiedad.

· Embarazadas.

· Personas con acidez de estómago o con riesgo de padecer gastritis o úlceras.

· Enfermos renales.

· Enfermos con taquicardias o arritmias.

· Hipertensos.

· Personas con enfermedades hepáticas.