Caléndula

La caléndula es un género de plantas que abarca diferentes especies y que es originaria de los países mediterráneos y de Asia Menor. Hoy centraremos nuestra atención en la caléndula officinalis, una hierba aromática y vistosa utilizada durante siglos por su valor ornamental y por sus propiedades medicinales. Griegos, hindúes y árabes ya la utilizaban con fines terapéuticos para tratar diversas afecciones.

Propiedades de la Caléndula:

· Fortalece los capilares y mejora la circulación sanguínea.

· Tiene poder antiinflamatorio y antibacteriano. Estas propiedades la convierten una aliada para tratar enfermedades estomacales e intestinales como gastritis, acidez, colitis, úlceras,…

· Gracias a su acción antiespasmódica alivia los síntomas de la menstruación y ayuda a regular el ciclo. Se recomienda inciar el tratamiento con caléndula una semana antes de la menstruación.

· Es un buen complemento para tratar problemas hepáticos, ya que estimula la producción de bilis favoreciendo la depuración del hígado.

· A nivel externo, la caléndula tiene un gran poder antiinflamatorio, antiséptico y cicatrizante. Resulta muy eficaz en el tratamiento de numerosas afecciones de la piel como heridas, estrías, hongos, quemaduras o infecciones. En la industria cosmética es muy utilizada para fabricar cremas hidratantes, mascarillas y demás productos para el cuidado de la piel.

· Algunos autores le atribuyen poderes antitumorales, aunque la mayoría de la información de la que disponemos es de naturaleza experimental.

Cómo preparar una infusión de caléndula.

Calienta en un cazo 250 ml de agua, cuando comience a hervir añade una cucharadita de hojas secas por taza, retira del fuego, deja reposar 15 minutos, cuela y listo. Puedes endulzar con miel o azúcar moreno y combinarla con otras plantas.

Contraindicaciones.

· Hipersensibilidad o alergia a la familia a la que pertenece esta planta.

· No se recomienda utilizar durante el embarazo y la lactancia.

· Tampoco se recomienda usar en heridas abiertas y ojos.

· Evitar recolectarla nosotros mísmos, ya que existen otras especies similares que son tóxicas.