Cipsela Diente de León

Paradógicamente, el diente de león o Taraxacum Officinale ha sido considerada una mala hierba que con frecuencia crece en jardines, caminos y prados. Sin embargo, esta planta de flores amarillas, a menudo conocida por nombres como achicoria amarga, panaderos o meacamas, posee importantes propiedades medicinales muy eficaces para tratar diversas afecciones. Esta hierba de hoja perenne no sólo se utiliza en Fitoterapia, también es muy utilizada en la cocina de algunas zonas mediterráneas para elaborar ensaladas, pasteles, mermeladas o incluso vino. Otros usos de esta hierba son la fabricación de biocombustible y la elaboración de un sustituto del café a partir de su raíz. Ahora veamos las principales propiedades medicinales del diente de león:

· Tiene un gran poder hepatoprotector, aumenta la producción de bilis y previene la formación de cálculos renales. Se utiliza para tratar infecciones de las vías urinarias y gracias a su acción digestiva alivia las molestias de estómago.

· Alivia los dolores musculares y de articulaciones. Su contenido en fósforo y cobre protege los huesos y previene la aparición de enfermedades reumáticas como la osteoporosis.

· Por su riqueza en Vitamina A constituye un potente antioxidante natural que ayuda a prevenir numerosas enfermedades.

· Por su acción diurética y depurativa ayuda a eliminar tóxinas del organismo, y es eficaz en el tratamiento de la obesidad, colesterol, hipertensión, diabetes o problemas de circulación.

· Es una planta muy rica en calcio y hierro, indicada para tratar casos de anemia. A su vez, esta planta estimula el apetito.

· Se trata de un laxante suave beneficioso para evitar el estreñimiento y problemas de gases.

Cómo preparar una infusión de diente de león.

Pon a calentar 250 ml de agua, cuando comience a hervir añade una cucharada de hojas secas de diente de león, apaga el fuego, tapa y deja reposar 5 minutos. Cuela y endulza con miel al gusto. Puedes tomar 2 -3 infusiones diarias.

Contraindicaciones.

No hay indicios de toxicidad de esta planta cuándo es consumida en dosis normales como alimiento o infusión. Sin embargo, por precaución se recomienda evitar el consumo en los siguientes casos:

· Embarazo y lactancia.

· Personas alérgicas a la artemisa, crisantemo, margarita o caléndula.

· Las personas que toman algún tipo de medicación deben consultar a su médico antes de consumir esta planta. Está contraindicado consumir esta planta junto con tratamientos de antibióticos, medicamentos con litio o fármacos modificados por el hígado.

· Personas con piedras en el riñón, vesícula o úlceras estomacales.

· No se recomienda tomar simultáneamente con píldoras de agua o suplementos diuréticos, ya que podrían elevarse demasiado los niveles de potasio en el organismo.

* Recuerda siempre que lo más saludable y seguro es consultar a un especialista antes de consumir cualquier tipo de suplemento o planta medicinal.