Laurel

El uso de Laurus Nobilis o laurel se remonta a tiempos muy antiguos, ya era símbolo de poder en el Imperio romano y se le otorga un valor místico el varios relatos mitológicos. Este arbusto de hoja perenne es originario del Mediterráneo y puede llegar a medir 15 metros de altura. Sus hojas son muy utilizadas como condimento en la cocina mediterránea y también en países de Norteamérica y Centroamérica. Además de su valor culinario, las propiedades medicinales del laurel la convierten en un alíado para tratar diversas afecciones:

· Es una planta muy digestiva indicada para tratar problemas de acidez de estómago, digestiones pesadas, problemas de gases y espasmos intestinales. Está indicada para abrir el apetito en personas inapetentes.

· El laurel tiene poder diurético, ayudando a nuestro organismo a eliminar líquidos y tóxinas.

· Favorece la producción de bilis, mejorando la función hepática y ayudando a nuestro hígado a digerir grasas.

· Regula los transtornos de la menstruación.

· Está indicado para tratar enfermedades reumáticas y arterioesclerosis.

· Su acción antibacteriana y expectorante lo convierten en un excelente remedio natural para tratar enfermedades de las vías respiratorias como bronquitis, gripe o tos. El laurel ayuda a expulsar bacterias y mucosidades de las vías respiratorias.

Cóm preparar una infusión de laurel.

* Es conveniente utilizar hojas frescas, ya que las secas pierden propiedades con el paso del tiempo.

Sólo tienes que poner a calentar  el equivalente a una taza de agua en un cazo, al punto de ebullición apaga el fuego, añade 2-3 hojas de laurel, tapa, deja reposar 10 minutos y listo. Puedes tomar 3-4 tazas diarias antes o después de las comidas.

Contraindicaciones.

En dosis elevadas, la ingesta de laurel puede resultar tóxica. También puede producir reacciones adversas en la piel al entrar en contacto con la luz del sol. Está contraindicado en personas con estómago delicado, úlceras, gastritis o enfermedades intestinales.

* Si nosotros mismo vamos a recolectar las hojas debemos tener mucho cuidado con no equivocarnos de planta. Existen  dos plantas que guardan parecido con el laurel y que son tóxicas. Estas plantas tóxicas se conocen como laurel-cerezo y laurel-real.