Limonero

Está fruta ácida, además de sus múltiples usos en gastronomía, posee un sinfín de propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. El consumo de esta fruta sin duda nos ayudará a mitigar diversas afecciones y a prevenir la aparición de otras muchas. Además de tomarlo exprimido, licuado o añadirlo a la comida, también podemos disfrutar de sus beneficios a través de saludables tisanas e infusiones. Veámos algunas de sus cualidades y usos:

· Su alto contenido en Vitamina C y minerales protege nuestro sistema inmunológico y  lo convierten en una de las mejores armas para combatir resfriados y gripes. La Vitamina C ayuda a absorber calcio y hierro, por lo que el limón ayuda a prevenir enfermedades desencadenadas por falta de hierro como la anemia, así como enfermedades óseas.

· Es un potente antibiótico natural y tiene un excelente poder depurativo, ayudando a nuestro organismo a eliminar tóxinas.

· Tiene cualidades digestivas que lo convierten en un gran aliado para tratar digestiones lentas y pesadas o para aliviar problemas de gases.

· Protege nuestro hígado, aumentando la secreción de bilis, neutralizando y eliminando toxinas. Está muy aconsejado aliviar los dolores reumáticos.

· Disminuye la presión sanguínea, por lo que está indicado para tratar casos de hipertensión.

· Recomendado en procesos de pérdida de peso por su poder para metabolizar las grasas.

Cómo preparar un infusión de limón.

Pon a calentar medio litro de agua, cuando empiece a hervir añade la cáscara de un limón, mantén a fuego moderado unos 15 minutos y apaga. Añade el jugo de un limón y edulza con miel o azúcar moreno.

Contrindicaciones.

No se recomienda tomar zumo de limón antes de exponerse a una radiación ultravioleta fuerte. Podría aparecer dermatitis en las zonas externas de la piel que han estado en contacto con el jugo. Esto se debe a que contiene sustancias irritantes. Por esta misma razón tampoco es beneficioso para los dientes.

Esta contraindicado en casos de anemia, patologías bucales, personas muy mayores, niños débiles, estreñimiento crónico, durante el período menstrual, sensibilidad a los ácidos o de nervios.