Perejil

El perejil es una hierba aromática conocida en todo el mundo por su uso como condimento en la cocina, sin embargo, también puedes beneficiarte de sus propiedades a través de saludables infusiones.

Propiedades del perejil.

· Es una planta diurética que actúa eficazmente contra la retención de líquidos, favoreciendo la expulsión de agua y potasio. Es un buen complemento en dietas para controlar la hipertensión.

· Por su acción depurativa ayuda a eliminar tóxinas del organismo. Ayuda a reducir los niveles de colesterol y es un buen complemento en dietas de adelgazamiento.

· Por su riqueza en minerales y vitaminas el perejil es un buen aliado para prevenir anemias, debilidad, cansancio,…

· Alivia los síntomas de la menstruación y facilita el vaciado.

· Tiene propiedades digestivas y carminativas. Está indicado en el tratamiento de úlceras, problemas de gases y espasmos intestinales.

· Se le atribuyen propiedades afrodisíacas por que aumenta la producción de estrógenos.

Cómo preparar una infusión de perejil.

Puedes elaborar tu infusión de perejil a partir de hojas secas o frescas. Si utilizas hojas secas agrega una cucharada de perejil seco en una taza, añade agua hirviendo, tapa y déjalo reposar 10 minutos. Otra opción es añadir a un litro de agua un ramillete fresco troceado y hervir durante 8-10minutos. Si lo prefieres puedes tomar la infusión fría. También puedes elaborar tu infusión de perejil a partir de semillas, en este caso añade una cucharadita por taza.

Contraindicaciones.

· Embarazo y lactancia.

· Esta planta es rica en oxalatos que intervienen en la formación de cálculos renales, por ello no está indicada en personas con piedras o arenillas en el riñón.

· Es importante extremar la precaución y no superar las dosis indicadas cuándo se utilizan aceites esenciales de esta planta, ya que contiene sustancias tóxicas que pueden causar daños muy graves en el organismo.