Infusión de té verde.

La obesidad es una enfermedad que afecta cada día a más personas de todas las edades. El estres, la falta de tiempo para cocinar, la herencia genética y un estilo de vida sedentario son algunas causas que favorecen su aparición. El sobrepeso puede afectar gravemente a nuestra calidad de vida si no actuamos a tiempo, pues predispone e incrementa el riesgo de padecer numerosas enfermedades como la diabetes, accidentes cardiovasculares o problemas óseos, entre otros.

Para perder peso es fundamental ponernos en manos de un buen nutricionista que nos oriente y aconseje sobre cómo llevar una dieta equilibrada pero completa. Activar nuestro cuerpo y seguir unas rutinas de ejercicio físico son otro paso importante. Otro complemento a nuestra disposición para maximizar los resultados es la fitoterapia. Podemos complementar nuestra dieta con infusiones de plantas naturales que gracias a sus propiedades medicinales os aportarán numerosos beneficios y os ayudarán a perder peso, combatir la retención de líquidos y depurar el organismo. Recuerda que no son milagrosas y sólo verás resultados si las combinas con ejercicio y una dieta saludable. Es conveniente que tu nutricionista te oriente sobre qué plantas te irán mejor en tu caso concreto, ya que aunque son naturales, no son inocuas. Aquí tenéis una lista de plantas medicinales para adelgazar que os ayudarán a acelerar la oxidación de las grasas, eliminar líquidos y toxinas:

· Fucus. Estas algas contiene sustancias estimulantes que aceleran el metabolismo aumentando la quema de grasas. Esta planta actúa sobre el tiroides y está contraindicada en personas que toman fármacos para tratar el hipotiroidismo, la diabetes, anticoagulantes o que contengan yodo.

· Alcachofa. Combate la retención de líquidos y protege el hígado ayudando a expulsar toxinas.

· Guaraná. Reduce el apetito y la ansiedad, es un diurético suave y acelera el metabolismo de las grasas.

· Ananás. Contiene una sustancia llamada bromelina que actúa como quema grasa. Además mejora la digestión, es depurativa y saciante.

· Camilina. Es digestiva, diurética y limita la absorción de grasas y azúcares.

· Abedul. Combate la celulitis ayudando a disolver los nódulos de grasa, es diurético y mejora los procesos digestivos.

· Té rojo. Es una planta estimulante que acelera la combustión de las grasas, ya que estimula el metabolismo y la función hepática.

· Té verde. Acelera el metabolismo de grasas, mejora la digestión, elimina el exceso de líquidos y es un excelente antioxidante que previene el envejecimiento celular.

· Cola de caballo. Es una de las plantas más diuréticas que existen, una forma natural de depurar nuestro organismo.

· Espirulina. Esta alga es una maravilla de la naturaleza. Fuente de vitaminas, minerales y rica en fibra. Fortalece las defensas y disminuye la sensación de hambre.

· Ortiga verde. Depura el organismo favoreciendo la eliminación de toxinas, alivia la ansiedad y reduce el apetito.

· Garcinia cambogia. Reduce la sensación de hambre, mejora la función hepática, inhibe la asimilación de grasas e interviene en su expulsión.

· Ortosifón o té de Java. Es un potente diurético que drena, combate la retención de líquidos y favorece la expulsión del exceso de grasa acumulada en las células.