Verduras

Habitualmente utilizamos el término “colesterol” para referirnos a “hipercolesterolemia”, es decir, un aumento de la concentración de colesterol en el plasma sanguíneo.

El colesterol es una sustancia llamada esterol que podemos encontrar en los tejidos de animales. Sus funciones en el organismo son imprescindibles, ya que gracias a esta sustancia podemos digerir grasas, producir vitamina D, hormonas sexuales y otras hormonas como el cortisol.

Existen dos tipos de colesterol:

· El colesterol LDL o “malo” se encuentra en lipoproteínas de baja densidad y su aumento acarrea graves fallos en el sistema cardiovascular, ya que se acumula en las arterias hasta llegar a obstruirlas.

· El colesterol HDL o “bueno” lo encontramos en lipoproteínas de alta densidad y protege el sistema cardiovascular. Estas lipoproteínas se encargan de llevar el colesterol hasta el hígado para que sea metabolizado y eliminado por el organismo.

Cuando los niveles de colesterol aumentan es fundamental mantener unos hábitos saludables para evitar riesgos futuros. Una dieta rica en fibra y pobre en grasas saturadas, el ejercicio físico regular o evitar el tabaco son algunas pautas generales a seguir. También resulta muy oportuno complementar tu dieta con plantas medicinales para bajar el colesterol. Hoy veremos algunas plantas con propiedades muy beneficiosas para tratar este problema que cada día afecta a más personas.

Plantas medicinales para bajar el colesterol:

· Ajo. Reduce la presión arterial, depura la sangre y previene la aparición de coágulos.

· Boldo. Su poder para depurar el hígado y la bilis ayuda a expulsar el colesterol del organismo.

· Abedul. Por su alto contenido en taninos ayuda a inhibir la absorción del colesterol en la sangre.

· Diente de león. Frena las consecuencias del colesterol en las arterias y previene la arterioesclerosis.

· Espirulina. Reduce los niveles de colesterol así como la presión arterial y evita la formación de coágulos.

· Alpiste. Contiene enzimas que ayudan a depurar la grasa de venas y arterias.

· Alcachofa. Sus ácidos son muy eficaces para reducir la concentración de colesterol en sangre, así como para bajar la presión arterial y prevenir la arterioesclerosis.

· Tamarindo. Reduce el colesterol gracias a su riqueza en fibra, antioxidantes y grasas insaturadas.

· Hinojo. Contiene flavonoides cuyo poder antioxidante evita que las grasas se oxiden, disminuyendo así los niveles de colesterol LDL. Por su riqueza en fibra depura el organismo e impide la absorción del exceso de colesterol.

· Manzanilla. Por su contenido en colina ayuda a expulsar la grasa del torrente sanguíneo.

· Linaza. Previene el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares, ya que ayuda a regular los niveles de colesterol y a expulsar el que se ha adherido en las paredes arteriales.

· Zaragatona. Impide la absorción de colesterol.

* Recuerda que antes de iniciar ningún tratamiento con plantas medicinales es fundamental que consultes a un especialista sobre tu caso particular, de lo contrario, los efectos podrían ser contraproducentes.