Rosa Mosqueta

Esta planta silvestre de origen asiático pertenerce a la familia de las rosáceas y ha sido considerada mera maleza del bosque durante siglos. En el siglo XVIII inmigrantes europeos la introducen sudamérica por su valor ornamental. Es en la segunda mitad del siglo XX cuando se inicia el estudio científico de sus propiedades. Los resultados de tales estudios han provocado toda una revolución en la industria cosmética, que se ha explotado sus múltiples cualidades para vender cremas, mascarillas y productos cosméticos de todo tipo.

Y es que las semillas de esta planta contiene un aceite esencial con un gran poder para regenerar la piel. Reduce arrugas, manchas, estrías y otras lesiones cutáneas como cicatrices o quemaduras. En definitiva, el aceite de rosa mosqueta parece ser un elixir casi milagroso para hidratar la piel y manterla joven.

Además de todas estas cualidades de uso externo, esta planta cuenta con importantes propiedades medicinales a nivel interno:

· Es un potente antioxidante natural que regenera los tejidos internos y fortalece el sistema inmune.

· Su poder antiséptico y antibiótico nos protege frente a enfermedades infecciosas.

· Tiene un contenido elevadísimo de Vitamina C, por lo que es muy eficaz para tratar resfriados y gripes.

· Combate el cansancio y la fatiga.

· Por su acción diurética ayuda a disolver cálculos renales y biliares.

· Tiene acción tranquilizante sobre el sistema nervioso.

La manera más sencilla de aprovechar los múltiples beneficios de la rosa mosqueta a nivel interno es a través de infusiones y tisanas. En los herbolarios encontrarás bolsitas ya preparadas para infusión con los frutos deshidratados en su interior. Sólo tienes que añadir agua hirviendo y dejar reposar cinco minutos. También encontrarás infusiones de rosa mosqueta mezclada con otras plantas y aromas.

Contraindicaciones.

A nivel externo y por su exceso en lípidos no deben utilizarla las personas con la piel grasa. A nivel interno, deben prescindir de esta planta personas con anemia, ya que su contenido en taninos bloquea la absorción del hierro.