Té blanco agujas de plata

Al igual que todas las variedades de té, el té blanco procede de la planta denominada Camellia Sinensis. Se elabora en la provincia China de Fujian a partir de las yemas y hojas jóvenes de esta planta, las cuáles se someten a un proceso se secado breve para evitar que fermenten con el paso del tiempo y que a su vez conserven su sabor. El té blanco que contiene hojas jóvenes y yemas es el más común y se llama Pai Mu Tan.  El té blanco de mayor calidad sólo contiene las yemas de la planta y se conoce habitualmente como “agujas de plata” debido a que las yemas poseen vellosidades blanquecinas o plateadas.

Beneficios y propiedades del té blanco.

· Es más rico en polifenoles que otras variedades de té y por tanto su poder antioxidante es mayor. Preveniene el envejecimiento de las células contrarrestando la acción de los radicales libres. Se le atribuyen propiedades anticancerígenas y antitumorales.

· Protege y mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, reduciendo los niveles de colesterol “malo”, previene la aparición de enfermedades cardiovasculares y reduce la presión arterial.

· Fortalece el sistema inmunológico haciéndonos más resistentes frente a bacterias y virus.

· Contiene menos cafeína que otros tipos de té.

· Estimula la digestión, ayuda a digerir grasas y reduce la acumulación de las mismas en nuestro organismo.

· Acelera el metabolismo y combate la obesidad. Resulta un buen complemento en dietas de adelgazamiento y pérdida de peso.

· Ayuda a depurar y desintoxicar el organismo eliminando tóxinas y el exceso de líquidos.

· Protege la piel de las radiaciones ultravioletas.

Cómo preparar té blanco.

El té blanco se debe preparar a una temperatura menor que otros tipos de té. Para su correcta preparación calienta 250 ml de agua a 80ºC, añade 3 gramos de té y deja reposar 2 minutos.

Contraindicaciones del té blanco.

· Personas con alergías específicas al té.

· Personas muy sensibles a sustancias estimulantes como la teína.