La popular infusión de tila procede del árbol de tilo y es una de las más consumidas en Europa. Este longevo árbol de grandes dimensiones tiene múltiples propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, especialmente para tratar ciertas afecciones y dolencias:

· Tradicionalmente la tila se ha utilizado para tratar poblemas de sistema nervioso como la ansiedad, estrés o insomnio. Además de calmar los estados nerviosos a nivel psicológico, también tiene una gran poder relajante a nivel muscular, ayudando a calmar los espasmos musculares, taquicardias y relajando los órganos internos. Por está razón también está indicada para casos de úlceras de estómago y de duodeno. Alivia las digestiones pesadas y la acidez de estómago.

· Es un potente antibiótico natural. Sus flores tienen un gran poder antimicrobiano y se emplean para tratar resfriados y gripes. En general, ayuda a combatir infecciones.

· Gracias a su poder antiinflamatorio se utiliza como analgésico natural para tratar dolores de cabeza, dolor de vientre,…

· La tila es diurética y depurativa. Aumenta la sudoración corporal y esto es muy beneficioso para eliminar toxinas del organismo, en casos de fiebre y en casos de enfermedades de las vías respiratorias. Se aconseja para bajar la inflamación de riñones y para prevenir la aparición de cálculos renales.

· Ayuda a bajar los niveles de ácido úrico.

· A nivel externo también tiene múltiples usos, especialmente se emplea para tratar afecciones de la piel como quemaduras del sol o picaduras, como enjuage bucal, para fortalecer el cabello débil y para mantener un cutis joven e hidratado.

· La corteza del árbol de tilo tiene propiedades para tratar casos de hipotensión y enfermedades hepáticas.

Cómo preparar una infusión de tila.

Lo que conocemos como infusión de tila procede de las flores, pero se puede mezclar con hojas. Calienta un vaso de agua, cuándo llegue al punto de ebullición apaga el fuego, añade una cucharadita de flores secas de tilo, tapa y deja reposar 5 minutos. Cuela y listo para tomar.

Contraindicaciones.

Esta planta no presenta toxicidad. Aunque las personas con la tensión baja, anemia, dolor de estómago o enfermedades que afectan al hígado deben consultar a su médico antes de tomar tila de forma continuada.