Tomillo

El nombre científico de esta planta aromática es Thymus vulgaris pero cotidianamente la conocemos como tomillo. Crece de forma silvestre en zonas templadas de Europa, Asia y África pero también es cultivada por su valor ornamental, culinario y medicinal. Esta hierba se usa como condimento para aromatizar platos y guisos típicos de la cocina mediterránea. Desde la Edad Media ya se conocían sus virtudes terapéuticas para tratar diversas afecciones.

Propiedades medicinales del tomillo.

· Es un gran aliado del aparato digestivo capaz de aliviar espasmos intestinales, dolor de estómago y problemas de gases. Estimula la digestión y gracias a su potente acción antiséptica y cicatrizante resulta beneficioso en el tratamiento de úlceras y heridas. Es un desinfectante muy eficaz que evita el avance de procesos infecciosos. Tiene propiedades astringentes suaves que ayudan a frenar diarreas y cólicos. También tiene la capacidad de abrir el apetito, por tanto es una buena ayuda para personas inapetentes.

· El tomillo es rico en hierro y puede ser un buen complemento para combatir la anemia.

· Ayuda a regular el ciclo menstrual y alivia los síntomas premenstruales.

· Activa la circulación, protege los capilares, fortalece la memoria y alivia el dolor de cabeza.

· Por su acción antiinflamatoria y expectorante está indicado para tratar enfermedades de las vías respiratorias como bronquitis, laringitis, faringitis, resfriados, asma o tos.

· El tomillo es un relajante suave que induce al sueño y combate el insomnio.

Cómo preparar una infusión de tomillo.

Coloca una cucharadita de tomillo seco en una taza, añade agua hirviendo, tapa la infusión y deja reposar 5 – 8 minutos. Puedes añadir unas gotas de limón y endulzar con miel al gusto.

Contraindicaciones.

En las dosis recomendadas y a través de infusiones esta planta no presenta toxicidad. Pero como ocurre con la mayoría de las plantas, hay que extremar la precaución si utilizamos aceite esencial de tomillo, ya que puede provocar intoxicación. Se debe cosultar a un médico antes de consumir tomillo en los siguientes casos:

· Embarazo y lactancia.

· Personas con enfermedades del aparato digestivo o cardíacas.

· Estreñimiento.