Valeriana officinalis

Esta planta perenne es originaria de Europa y algunas zonas de Asia. El uso de esta planta es muy antiguo, ya era utilizada por los griegos, así como en el Imperio romano o en la Suecia Medieval. La valeriana es mundialmente conocida por sus propiedades para tratar enfermedades del sistema nervioso pero también tiene otros usos. La infusión de valeriana se utiliza para rociar cultivos ecológicos y protegerlos de las heladas. Veamos más detalles sobre los usos de esta hierba medicinal:

· Relaja el sistema nervioso central y por su acción sedante y relajante está indicada para aliviar casos de estrés, depresión, ansiedad, neurosis y trastornos convulsivos como la epilepsia.

· Alivia los síntomas del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

· Estabiliza el ritmo cardíaco, por lo que está indicada para tratar arritmias y taquicardias.

· Su acción antiinflamatoria ayuda a rebajar la hinchazón abdominal y a tratar enfermedades como la diverticulitis, intoleracia al gluten o la enfermedad de Chrohn.

· Es una gran aliada para conciliar el sueño y tratar problemas de insomnio.

· Es una buena aliada para mitigar los síntomas de la menopausia.

· Se utiliza para aliviar migrañas y jaquecas.

Cómo preparar una infusión de valeriana.

Pon a calentar en un cazo 250 ml de agua, cuándo empiece a hervir añade una cucharadita de raís de veleriana seca o fresca, tapa, apaga el fuego y deja reposar 5 minutos. Cuela y endulza con miel al gusto. Puedes tomar un máximo de 3-4 tazas diarias. Otra forma de tomar es dejar macerar la misma cantidad en agua fría durante medio día, colar, endulzar y tomar. En ambos casos conviene no utilizar recipientes de metal o barro, ya que sus elementos químicos en contacto con los principios de la planta pueden provocar reacciones peligrosas para el organismo, incluso envenenamiento.

Contraindicaciones.

La toxicidad de esta planta es baja, aún así se desaconseja consumir esta planta en los siguientes casos:

· Se han detectado algunos casos en los que puede producir el efecto contrario actuando como excitante, por esta razón se desaconseja tomar justo antes de ir a dormir.

· Durante el embarazo, lactancia y niños pequeños.

· Pacientes que toman medicamentos sedantes.

· Durante al menos dos semanas antes de alguna intervención quirúrgica.

· Conductores y personas que en su trabajo utilizan máquinas peligrosas.

· Personas con algún trastorno mental sin preescripción médica.

· Períodos prolongados de más de 10 días.

Con el objetivo de minimizar riesgos los mejor es consultar siempre a tu médico y comprar la valeriana en sitios fiables que nos garanticen su pureza.